Cámara Hiperbárica

Cámara Hiperbárica

Código del Producto: CH1

Descripción

Cámara Hiperbárica Portable
También es conocida como Oxigenación Hiperbárica (OHB) es una terapia no invasiva basada en incrementar el oxígeno en el cuerpo elevando la presión del aire a valores superiores a la atmosférica normal. El aumento del oxígeno inspirado produce que este gas incremente su solubilidad en el plasma sanguíneo para alcanzar cada rincón del organismo. Este proceso mejora la regeneración de los tejidos y evita la consecuencia de lesiones y deterioro físico producido por los estados de Hipoxia (falta de oxígeno).

 

Cómo Funciona:

La presión total de una mezcla de gases es igual a la suma de las presiones parciales de cada uno de los gases que la componen (ley de Dalton). El aire que respiramos a nivel del mar, es una mezcla de gases donde el 78% es Nitrógeno y el 21% es oxígeno. En consecuencia, si se asume 1 ATM como la presión atmosférica normal a nivel del mar, la presión parcial del oxígeno será 0,21 ATM. Este gas es transportado hacia la sangre mediante el proceso de difusión el cual depende de la diferencia de presiones del gas entre el capilar sanguíneo y el alvéolo pulmonar, cuanto mayor sea este “gradiente” generado por la diferencia de presiones entre ambos compartimentos, mayor será la difusión del O2 hacia la sangre aumentando su concentración. Si se aumenta la presión del aire atmosférico en una determinada proporción, la presión del O2 aumentará en igual medida es decir, si la presión se eleva a 2 ATM la presión parcial del O2 será de 0,42 ATM ya que su concentración en la mezcla de gases sigue siendo 21% (2 ATM x 0,21 = 0,42 ATM). Al ser inspirado el aire a esta presión, la presión parcial del O2 en el alvéolo será el doble que en condiciones normales y en consecuencia, más gas se difundirá a la sangre. El aumento de la concentración de O2 se denomina Hiperoxia mientras que la disminución del mismo, se denomina Hipoxia.

El oxígeno es transportado en la sangre unido a la Hemoglobina (Hgb) dentro de los glóbulos rojos (GR). La capacidad de transporte dependerá entonces, de la cantidad de GR o concentración de Hgb. En condiciones normales y respirando aire a 1 ATM la Hgb transporta el 97% del O2 mientras que el 3% restante se encuentra diluido en sangre, por lo tanto, se puede deducir que los glóbulos rojos tiene su capacidad de unión al O2 saturada y ante un aumento del gas en la sangre - como por ejemplo a consecuencia de una mayor difusión del gas desde el pulmón por aumento de la presión parcial del O2 en el aire inspirado, el mismo, “viajará” diluido en la sangre (ley de Henry, ley de Boile-Mariotte). Todos los fluidos corporales (sanguíneo, linfático, articular y cerebro-espinal) son enriquecidos con las moléculas de oxígeno que llegan no sólo por la vía normal de saturación hemoglobínica, sino por el oxígeno disuelto en el plasma y los fluidos

La Cámara Hiperbárica es un dispositivo médico en donde se eleva la presión del aire, y en consecuencia, el individuo respira en un medio donde se aumenta la presión parcial de O2 produciendo Hiperoxia.

Efectos del oxígeno:

Administrando oxígeno a una presión mayor que la normal, se logra la “Oxigenación Hiperbárica”. Este método produce un aumento significativo de la cantidad de oxígeno que se diluye en el plasma sanguíneo favoreciendo el metabolismo celular, permitiendo que el oxígeno llegue al cerebro, cartílagos, huesos y tejidos que por alteraciones circulatorias diversas no lo reciben adecuadamente.

Esto ayuda al aumento del control de las infecciones y la recuperación rápida de un sinnúmero de patologías, enfermedades degenerativas y circulatorias. Colabora y sinergiza en las terapias que los médicos adoptan frente a determinadas patologías, evitando así, las consecuencias de lesiones y deterioros físicos producidos por los estados de Hipoxia (falta de oxígeno).

Utilización de la Cámara Hiperbárica Revitalair :

Las Cámaras Hiperbáricas Revitalair son muy sencillas de utilizar.

Después de armar la cámara según indica el manual, se enciende el compresor de aire y el paciente ingresa a la misma, cierra la puerta y el compresor comienza a inflar la cabina. La persona se recuesta y el proceso de compresión comienza. Durante este lapso el paciente puede notar una ligera molestia en los oídos similar a la que se siente al subir o bajar el avión.

Estas molestias se presentan durante la compresión y descompresión que duran en ambos casos unos de 3 a 5 minutos cada uno, el primero para llegar de 1 ATM a 1.35 y el segundo para bajar de 1.35 ATM a 1.

Esta molestia se produce por la diferencia de presión entre el oído externo y el oído interno haciendo que se deforme la membrana del tímpano, generando una molestia y hasta dolor. Lo más fácil para evitarlo es abrir la boca y bostezar, cuando esto ocurre se abren unos conductos que tenemos detrás de la nariz y que conectan con la garganta (trompas de Eustaquio) los cuales al abrirse, equilibran la presión entre el exterior y el oído interno.
Otra forma de abrir estos conductos es tragando saliva o haciendo solo la maniobra de tragar, respirando con la boca abierta y tapando la nariz, por último, si esto no las abre, hay que taparse la nariz, cerrar la boca y hacer presión.

No deje que la molestia vaya creciendo, apenas tenga síntomas, haga la maniobra ya que resulta más fácil compensar cuanto menor sea la presión diferencial.

Si esto no funcionara, deberá despresurizar la cámara y volver a presurizarla para hacer la maniobra de compensación más asiduamente.

Una vez que se iguala la presión a la del exterior, o sea cuando la presión exterior vuelve a 1 ATM, se puede abrir la puerta para salir de la cámara.

Habitualmente una sesión de Cámara Hiperbárica dura en promedio una hora pero este tiempo es indicado por el médico según la necesidad del tratamiento.


ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Video Explicativo

  • CONSULTE

Tiene alguna consulta sobre este producto?